Domingo 22 de Octubre de 2017

Audiencias Destacadas

destacado_audiencia

Crear PDF Recomendar Imprimir

El camino hacia un Tribunal completamente despapelizado

Por Ana María Conde y Luis Francisco Lozano *

 .

El Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de Buenos Aires ha asumido el compromiso desde hace varios años de eliminar el papel dentro del ámbito de su actuación. Así se fueron desarrollando diversas tareas destinadas a ese fin a partir de la sanción de las Leyes Nacionales  n° 25.506 de firma digital, —que regula el uso de la firma electrónica y la firma digital y establece qué se entiende por documento digital —, la n° 26.685 de Expediente Electrónico, —que impulsa el uso de los documentos firmados digitalmente en el ámbito judicial—,  la Ley n° 2751 de adhesión  a la primera y la Ley n° 4736, que confiere valor probatorio y eficacia jurídica al de aquéllos dentro del Poder Judicial de esta Ciudad.

A partir de mediados de 2009, se creó la Oficina de Digitalización y Gestión Electrónica, se adquirieron modernos “scanners”, con el objetivo de digitalizar todos los expedientes que llegaban al tribunal por vía recursiva para que los jueces pudieran acceder a ellos desde sus computadoras sin necesidad de sacar fotocopias para su estudio, y se profundizó la automatización de diferentes etapas de los procesos jurisdiccionales.

Para hacer operativa esa normativa el Tribunal aprobó un Plan de Gestión Digital y su presidente, el Dr. Lozano, firmó con el  Ministerio de Modernización del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, un convenio por el que se estipuló la adaptación e instalación de una versión espejo del Sistema de Administración de Documentos Electrónicos SADE, para dar soporte a los procesos tanto administrativos como jurisdiccionales.

Mediante otro convenio, se  estipuló la utilización del data center con que cuenta la Agencia de Sistemas de Información del Gobierno de la Ciudad (ASI), -en el que se reprodujo la versión de ese programa de uso exclusivo del Tribunal- por el que esta Agencia garantizó la seguridad de los documentos electrónicos. Éstos, firmados con la tecnología de certificación de clave pública, o de doble par de claves, permiten identificar al momento de su verificación por terceros si han sufrido modificaciones con posterioridad a su firma.

Por acordada del 2 de julio de 2015, se dispuso la entrada en vigencia progresiva y gradual del sistema de Administración de Documentos Electrónicos SADE TSJ para la totalidad de los expedientes administrativos y jurisdiccionales, se ordenó generar los certificados de firma electrónica para los usuarios, y se dispuso que los documentos electrónicos producidos por este Tribunal firmados electrónicamente tendrán el valor y eficacia jurídica que la normativa vigente les otorga, reemplazando a los documentos en soporte papel, a todos los fines a medida que la reglamentación así lo establezca.

Este avance tecnológico brindará agilidad, eficiencia, celeridad, trasparencia, accesibilidad, alta disponibilidad y seguridad a la gestión judicial, mejorando sustancialmente los servicios que se brindan al ciudadano, pues hoy encontrar un expediente se asemeja a una hazaña, mientras que el recupero de información digital es casi instantáneo.

En relación a los procedimientos convencionales, se traducirá en menores costos operativos, eliminación de archivos voluminosos y de excesivo peso, a la vez que conformará un valioso aporte a la ecología y al medio ambiente, a partir del ahorro en papel que se producirá en consecuencia. Y esto es de gran importancia si se tiene en cuenta que se necesita talar un árbol para producir aproximadamente veinte resmas de papel, número que varía según su gramaje y características.

Así, progresivamente nos convertiremos en un Tribunal abierto las 24 horas en forma virtual. El abogado, escribano o la parte que requiera servicios del tribunal, durante sus vacaciones o sus insomnios, también, contará con nosotros, no sólo para efectuar consultas sino para presentar sus escritos.

Mejor servicio significa, entre otras cosas, brindar acceso “on line” a usuarios que no necesitan hacerse presentes, ni concurrir en horas y días hábiles.

Hoy podemos anunciar la plena digitalización de algunos procesos administrativos y los primeros del Tribunal de Superintendencia del Notariado, que preside el Dr.

José Osvaldo Casás. El Colegio de Escribanos, cuya Presidenta es la Escribana  María Cecilia Herrero de Pratesi, quien se encuentra comprometida fuertemente con estos objetivos, emplea medios semejantes e hizo posible el progreso coordinado hacia la eliminación del papel en los trámites notariales.

Los jueces de este Tribunal hemos asumido el compromiso de llevar a cabo este plan de gobierno con verdadera vocación, pues tenemos la convicción de que no basta administrar justicia de acuerdo a derecho, sino que es necesario que los expedientes se resuelvan en forma rápida, eficiente y con el uso racional de los recursos y presupuesto.

* Juez Encargada de implementar el Plan de Gestión Digital / Presidente del TSJ

 

 

 

 

Búsqueda avanzada